Año 2010 parte 2: Año de la Gran Cosecha


El 2009 fue año de preparación de valientes, de purificación de corazones y de unción arrebatar a la fuerza para el reino los campos de lentejas que el enemigo había tomado. Usaré a estos dos valientes del ejército de David como testimonios bíblicos de lo que nos ha sucedido, Eleazar y Sama:

“… y después de él, Eleazar, hijo de Dodo ahohíta, uno de los tres valientes que estaban con David cuando desafiaron a los filisteos que se habían reunido allí para la batalla y se habían retirado los hombres de Israel. El se levantó e hirió a los filisteos hasta que su mano se cansó y quedó pegada a la espada; aquel día el SEÑOR concedió una gran victoria; el pueblo volvió en pos de él, pero sólo para despojar a los muertos. Después de él, fue Sama, hijo de Age ararita. Los filisteos se habían concentrado en tropa donde había un terreno lleno de lentejas, y el pueblo había huido de los filisteos. Pero él se puso en medio del terreno, lo defendió e hirió a los filisteos; y el SEÑOR concedió una gran victoria.” (2Sa 23:9-12 LBLA)

Para seleccionar el grupo de líderes que ayudarían al rey David a conquistar las tierras y restablecer el reino de Israel, estos hombres tuvieron que atravesar momentos muy difíciles y batallas que solo con la mano de Dios podían vencer. Mostraron en cada una de ellas su lealtad al rey, su valentía y su fe. Y por eso fueron llamados “Los Valientes de David”. Eran su guardia elite y los generales de su ejército. Gente especial aprobada por medio del fuego de la batalla. Sus victorias aun son recordadas y fueron el resume que les dio credibilidad como lideres ante el pueblo.

Así también nosotros hemos peleado y hemos defendido el campo de lentejas, nuestra tierra para la cosecha de almas que en el 2010 vendrá. Nuestras armas no fueron carnales, sino poderosas en Cristo para destrucción de fortalezas derribando todo argumento y toda altivez que se levanta en contra del conocimiento de la gloria de Dios (2 Corintios 10:4). Nuestra espada es la Palabra del Espíritu, la Palabra del Señor porque el Señor ES el ESPIRITU (Efesios 6:17b; 2 Corintios 3:17). Esa espada se ha adherido a nuestras manos cansadas, y ha venido a ser nuestra victoria. Manos cansadas de vivir en religión, en auto justificación y en obras muertas de nuestra propia prudencia. Manos totalmente confiadas en la obra consumada de la Palabra encarnada de Dios, el Verbo hecho carne y su expiación consumada en la cruz del Calvario. Donde otros huyeron ustedes permanecieron y defendieron el campo de nuestra cosecha, uno hizo huir a 1,000 y dos a 10,000 (Deuteronomio 32:30; Josué 23:10) sea el nombre de Jehová de los Ejércitos bendito para siempre, amén

Editor de Centro CREE y Berea Online Blogs.

Publicado en Actividades de Centro CREE, Eventos de Iglesias, Eventos Mundiales, Mensajes Cristianos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 1.636 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: