¿ELEGIDOS o ELECTORES? Esa es la pregunta…Romanos 9


A través de la historia, ha existido debate sobre el tema de la elección. Teólogos/as han discutido sobre si el ser humano es elegido por Dios o, al contrario, tiene el libre albedrio para elegir a Dios. A través de este escrito estaremos analizando dicho tema; buscando llegar a la conclusión que más vaya acorde a la sana doctrina, la Biblia. Sin embargo, es importante definir el concepto para tener una mejor mirada a la elección de Dios. Eleccion proviene del griego ekloge, lo cual denota sacar entre, selección y, de ahí, lo que es elegido. También se le conoce como eklektos, significando escogido o elegido. Con esto en mente, miremos pues en el contexto bíblico en que se da.

Talleres de Interpretación para perfeccionar a los santos para la obra del ministerio - Efesios 4:11-13.

Para comenzar, utilizaremos como m referencia el libro de romanos en el capítulo 9.  El libro de romanos fue escrito por el apóstol Pablo. Aunque existe discusión sobre el propósito de la carta, se entiende que la preocupación mayor de Pablo reflejado en la carta son las relaciones entre los judíos y los gentiles en el plan general redentor de Dios (Biblia de Estudio NVI-Arqueológica). Esta teoría tiene fuerte acogida ya que  históricamente los judíos de esa época se consideraban a sí mismos como superiores a los gentiles porque ellos (los judíos) poseían la ley mosaica. Por tal razón, Pablo les escribe a los gentiles; explicándoles el plan de Dios en unir los judíos y los gentiles y hacerlos un solo pueblo.

En general, la primera mención de elección lo encontramos en el libro de Génesis. Conocemos que Dios tomo a Adán para que cultivara y cuidara el Jardín de Edén. Le otorgo la responsabilidad de nombrar  todos los animales del huerto. Sin embargo, basándonos en la definición que utilizamos anteriormente, la primera mencion de elección se encuentra en Genesis 6: 8:14:

Gen 6:8-14  Pero Noé halló gracia en los ojos de Jehová. Éstas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, perfecto fue en sus generaciones; con Dios caminó Noé. Y engendró Noé tres hijos: a Sem, a Cam y a Jafet. Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia.  Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.  Y dijo Dios a Noé: El fin de toda carne ha venido delante de mí; porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra.   Hazte un arca de madera de gofer; harás compartimentos en el arca y la calafatearás con brea por dentro y por fuera.

Vemos como Noé era visto justo entre la humanidad corrompida. Ahora bien, es importante destacar que en los tiempos de Noé no existía la ley. Así que, Noé no fue elegido por Dios por el cumplimiento de la ley, sino por pura gracia. La palabra dice que Noé hayo FAVOR ante los ojos de Dios. Noé fue elegido para construir el arca; lo cual como elegido, obedeció el mandato de Dios. Por su obediencia, Dios hizo un pacto con Noé, en el cual el arco de Jehová era la firma del mismo. Más adelante, un descendiente de Noé, Abraham, también fue escogido por Dios. Abraham era de la ciudad de Jaran, de la región de Mesopotamia. Otra vez, no existía la ley pero Dios lo escogió para que fuera padre de naciones:

Gen 12:1-3  Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré;  y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tú nombre, y serás bendición.  Y bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré: y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Nuevamente, Abraham no realizó ninguna obra para adquirir el favor de Dios, el simplemente fue escogido por Dios para un propósito. Ahora bien, Abraham era lejos de ser perfecto, ya que en una ocasión mintió al faraón de Egipto diciendo que Sara su esposa era en realidad su hermana, fue considerado justo ante los ojos de Jehová. Vemos que esta familia poseía un pacto con Dios, y el favor de Dios los seguía. Es por esto que, incluso Lot, el sobrino de Abraham, fue salvado entre la generación perversa de Sodoma y Gomorra. Más adelante, el nieto de Abraham, Jacob, fue cambiado su nombre a Israel, escogido desde el vientre de su madre:

Gen 25:21-26  Y oró Isaac a Jehová por su esposa, que era estéril; y lo aceptó Jehová, y concibió Rebeca su esposa. Y los hijos se combatían dentro de ella; y dijo: Si es así ¿para qué vivo yo? Y fue a consultar a Jehová. Y le respondió Jehová: Dos naciones hay en tu seno, y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas: Y el un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, y el mayor servirá al menor. Y cuando se cumplieron sus días para dar a luz, he aquí había mellizos en su vientre.  Y salió el primero rubio, y todo él velludo como una pelliza; y llamaron su nombre Esaú.  Y después salió su hermano, trabada su mano al calcañar de Esaú: y fue llamado su nombre Jacob. Y era Isaac de edad de sesenta años cuando ella los dio a luz.

 Y en su lucha con el ángel de Jehová, Dios constituyó por nombre el pueblo que habría de nacer: Israel. Luego, vemos como su hijo José fue elegido entre sus doce hijos para poseer dominio sobre todo Egipto. La realidad es que José no hubiese escogido a Dios si hubiese sabido todo lo que atravesaría. Pero vemos como el ser humano no es elector; sino elegido por Dios para cumplir grandes hazañas. Siguiendo el estudio de la elección de Dios, tenemos a un Moisés que cuestiona la elección de Dios:

Exo 4:10-12  Entonces dijo Moisés a Jehová: ¡Ay Señor! yo no soy de palabras elocuentes, ni de antes, ni aun desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua. Y Jehová le respondió: ¿Quién dio la boca al hombre? ¿O quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo Jehová?  Ahora pues, ve, que yo seré con tu boca, y te enseñaré lo que has de decir.

A vista de muchos, Moisés  era el menos capacitado para librar a un pueblo de manos de los egipcios. Sin embargo, Dios en su eternidad lo eligió para que llevara a su pueblo a la tierra prometida a Abraham. Estos son varios ejemplos de cómo Dios elegía a sus siervos y como su favor estaba con ellos. Trasladémonos pues al nuevo testamento, en donde la sombra de la elección en el Antiguo testamento se expande no solo al pueblo de Israel, sino a las demás naciones del mundo.    En Hechos 9:15, vemos como Saulo de Tarso, luego llamado Pablo, experimenta en carne viva lo que es la elección del Padre:

Act 9:13-16  Entonces Ananías respondió: Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, de cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén;  y aun aquí tiene autoridad de los príncipes de los sacerdotes para prender a todos los que invocan tu nombre. Y le dijo el Señor: Ve; porque instrumento escogido me es éste, para que lleve mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel; porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre.

Así que, volvemos a ver a través de la Biblia que somos elegidos y no electores de Dios. La palabra nos habla que Dios creo vasos de honra y vasos de deshonra para mostrar su poder. El mismo corazón del faraón de Egipto fue endurecido para que el propósito de Dios se cumpliera. En romanos 9 vemos un resumen de la elección de Dios vista a través de las escrituras.  Para algunos judíos, lo que Pablo predicaba les indignaba, ya que sentía que era injusto que los gentiles fueran tratados como elegidos, como sus iguales, sin haber guardado la ley como por obras ellos lo habían hecho por tantos años. Sin embargo, Pablo les contesta:

Rom. 9:14-16  ¿Qué, pues, diremos? ¿Que hay injusticia en Dios? ¡En ninguna manera!  Porque a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia; y me compadeceré del que yo me compadezca.  Así que no es del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.

Así que, los que no buscaron por obras el favor de Dios, aun no buscándolo han encontrado la gracia:

Rom 9:25-26  Como también en Oseas dice: Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo, y a la no amada, amada.   Y acontecerá que en el lugar donde les fue dicho: Vosotros no sois mi pueblo, allí serán llamados hijos del Dios viviente.

Pablo explica en la carta de los romanos 11:5 que si los elegidos tuvieran el derecho de ser electores; no estuvieran experimentando la gracia de Dios, ya que cuando uno recibe algo por gracia, no ha hecho ninguna obra para merecerlo:

Rom 11:5-6  Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido según la elección de gracia. Y si por gracia, ya no es por obras, de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.

Así que Dios tiene un remanente escogido por gracia, que por el don de fe, son llamados hijos de Dios:

1Th 1:4-5  Sabiendo, hermanos amados de Dios, vuestra elección;  porque nuestro evangelio llegó a vosotros no sólo en palabra, sino también en poder, y en el Espíritu Santo, y en plena certidumbre; como bien sabéis qué clase de hombres fuimos entre vosotros por amor a vosotros.

Por tal razón, en el segundo libro de Pedro, el autor nos exhorta a cultivar nuestra fe, ya que ese don es la que nos permite creer en aquel que nos ha elegido:

2Pe 1:5-10  Vosotros también, poniendo toda diligencia en esto mismo, añadid a vuestra fe, virtud, y a la virtud, conocimiento; y al conocimiento, templanza, y a la templanza, paciencia, y a la paciencia, piedad;  y a la piedad, amor fraternal, y al amor fraternal, caridad. Porque si en vosotros hay estas cosas, y abundan, no os dejarán estar ociosos, ni estériles en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.  Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta, es ciego, y se ha olvidado que fue purificado de sus antiguos pecados.  Por lo cual, hermanos, procurad tanto más.

      En forma comparativa, vemos como en el capítulo 9 se relata la historia de Jacob y Esaú: He aquí un esquema comparativo de ambos hijos, ambas naciones que habrían de nacer:

Esaú Jacob
Primogénito Segundo al nacer
Le correspondía la primogenitura Recibió la primogenitura por elección divina
Descendientes: Edomitas Descendientes: pueblo de Israel

 

Antes de que esto gemelos nacieran, ya Dios había hablado sobre sus vidas, “el mayor le servirá al menor”. Dios cumple su voluntad. Como barros en manos del alfarero no somos quienes en cuestionar su voluntad, él es el Alfa y el Omega, el principio y el final, el gran YO SOY. Al derecho o al revés, el será siempre el YO SOY. Conociendo el fin, él ha preparado camino de antemano para que anduviésemos en ella. Que maravilloso pensar que somos elegidos, que no hay nada que pudiéramos hacer o dejar de hacer por nuestra elección. Por su pura gracia, ha decidido elegirte a ti y a mí para cumplir su propósito aquí en la tierra.  Sin embargo, como lo hacia nuestro hermano Pablo, debemos ser diligentes en llevar la Palabra de Dios a todo criatura. Esto para que a través de ella, se active el don de fe que duerme dentro de sus elegidos. Para buscar aquellos que son parte del remanente por su gracia. Llevemos pues el evangelio a toda criatura, en toda confianza de nuestra fe que fuimos elegidos por su gracia para establecer el Reino de Dios. Fuimos predestinados por su gracia para gobernar sobre la tierra. Vivamos pues como elegidos y no como electores; humillándonos pues bajo la poderosa mano de Jehová y viviendo agradecidos por lo que ha hecho en nuestras vidas.

Por: Yahaira Reyes Nieves

Editor de Centro CREE y Berea Online Blogs.

Tagged with: , ,
Publicado en Actividades de Centro CREE, Eventos de Iglesias, Mensajes Cristianos, Mensajes para el Hombre, Mensajes para Jóvenes, Mensajes para la Familia, Mensajes para la Mujer, Mensajes para Niños, Teología/Sana Doctrina/Estudios Sistemáticos de la Palabra, vida cristiana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 1.636 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: