La Iglesia Local y Tú


¿Estás en una Iglesia Local? ¿Sabes lo que significa? ¿Sabes que ser parte de una Iglesia Local es parte de tu adoración al Señor, que es el Espíritu? ¿Sabes que los propósitos eternos de Dios con tu vida se relacionan con la Iglesia Local dónde el Espíritu te ha llevado? ¿Has pensado como las Palabras que Dios ha hablado sobre ti en ocasiones se condicionan con tu relación a la Iglesia Local donde Él te ha plantado?

En nuestra congregación, Centro Cristiano Reino de Embajadores, hemos aprendido en una serie de enseñanzas la importancia que tiene para Dios nuestro Padre cada Iglesia Local. Quiero presentarte algunos de estos conceptos para que medites en ellos y si quieres abundar en el tema podemos enviarte los bosquejos de estas clases. Reflexionemos en esto. Primeramente el envió a Su Hijo para que muriese en una cruz, para salvar una Iglesia para Sí. Segundo el Hijo mismo sería el encargado de edificar esta Iglesia. Tercero, esta Iglesia es la esposa del Cordero, Su cuerpo, que ha de manifestarse en todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas en la forma de Iglesias Locales. Estos versículos afirman estas verdades presentes: Juan 3:16; Mat. 16:18; Efesios 5:29-32; Ap. 22:17; Mat. 28:19.

Ahora si dices que Jesucristo es tu Señor, parte esencial de ser salvo, ser hijo de Dios y formar parte del Nuevo Pacto en su sangre; entonces tienes que obedecerle como tal:

“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo.” (Mat. 7:21)

“¿Y por qué me llamáis: «Señor, Señor», y no hacéis lo que yo digo?” (Luc 6:46)

Como puedes ver en las mismas enseñanzas de Jesús, llamarlo Señor sin la obediencia que Él se merece es hipocresía y engaño, pues, pensando que estas en el Reino de los Cielos, solo estas mirándolo de lejos. El Reino de los Cielos es la voluntad de Dios el Padre, en la tierra, como en el cielo (Mat. 6:10). Si le llamamos Señor y no hacemos lo que Él dice, es como si dijéramos reconocemos que debes ser nuestro Señor pero no queremos someternos a tu voluntad, a tu reino o dominio sobre nosotros. Esa actitud es definida en la Biblia con una palabra: REBELION.

La Palabra nos enseña que el Señor es el Espíritu Santo de Dios que Él mismo ha hecho morar en nosotros:

“Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, hay libertad.” (2Corintios 3:17)

Te pregunto: ¿Sabes la relación que guarda el Espíritu con tu Iglesia Local y por tanto con tu destino en Dios y el cumplimiento pleno de sus propósitos en ti? Esta es la respuesta:

  • Él es el que nos une a la Iglesia Local: “Y el Señor añadía cada día al número de ellos los que iban siendo salvos.” (Hechos 2:47b).
  • Él nos incorpora y nos da la función que Él quiere dentro de su cuerpo: “Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, aunque son muchos, constituyen un solo cuerpo, así también es Cristo. Pues por un mismo Espíritu todos fuimos bautizados en un solo cuerpo, ya judíos o griegos, ya esclavos o libres, y a todos se nos dio a beber del mismo Espíritu. Porque el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. Si el pie dijera: Porque no soy mano, no soy parte del cuerpo, no por eso deja de ser parte del cuerpo. Y si el oído dijera: Porque no soy ojo, no soy parte del cuerpo, no por eso deja de ser parte del cuerpo. Si todo el cuerpo fuera ojo, ¿qué sería del oído? Si todo fuera oído, ¿qué sería del olfato? Ahora bien, Dios ha colocado a cada uno de los miembros en el cuerpo según le agradó.” (1Corintios 12:12-18)

Esto nos demuestra algo que en las Iglesias de hoy parece que se ha olvidado por muchos miembros del cuerpo: que tú y yo no nos mandamos, sino que seguimos instrucciones del Rey de reyes y del Señor de señores. Mucha gente hoy cambia de congregación o de Iglesia Local, como cambiar de ropa o de peinado. Mis hermanos esto no debe ser así, esto atenta contra los propósitos de Dios con tu vida. Recuerda que fue Él mismo quien te llevo a esa casa, que es Su familia y tu familia de fe, para hacerte vivir entre hermanos y darte así vida eternal:

  • “Así que entonces, hagamos bien a todos según tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe.” (Gálatas 6:10) – aquí familia de la fe se refiere a la Iglesia Local o congregación.
  • “Así pues, ya no sois extraños ni extranjeros, sino que sois conciudadanos de los santos y sois de la familia de Dios…” (Efesios 2:19)
  • “¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, y que baja hasta el borde de sus vestiduras; como el rocío de Hermón, que desciende sobre los montes de Sión; porque allí envía Jehová bendición, y vida eterna.” (Salmo 133:1-3) – en el Nuevo Pacto, nuestro sumo sacerdote es Cristo y la bendición baja sobre su cuerpo allí, donde estan los hermanos habitando en armonía, la Iglesia Local: TU CONGREGACION.

Por esto el Espíritu nos exhorta a no dejar de congregarnos, no abandonar la Iglesia Local donde Dios mismo en su soberana sabiduría nos colocó para que fuéramos formados y equipados para cumplir Sus propósitos eternos: “… no dejando nuestra congregación, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos a otros; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” (Hebreos 10:25).

Abra su Biblia y estudiemos juntos...

Satanas ha inventado esta arma de destrucción masiva, un cáncer que corra por el cuerpo de Cristo, y tenemos que detenerlo. Una muerte silenciosa que pasa desapercibida por muchos que creen que por estar en alguna congragación o Iglesia Local ya están haciendo la voluntad de Dios con sus vidas y quizás hace tiempo abandonaron esa buena voluntad de Dios, agradable y perfecta (Ro. 12:2) por falta de perdón y por rebelión contra las autoridades que Dios ha puesto en estas congregaciones. Creen que por estar congregándose ya cumplieron, engañándose como los religiosos que creen que porque le llaman Señor ya están bien con Dios, sin obedecer lo que Él dijo. Dios ha dicho un lugar y una congregación para ti, donde Él mismo te edificará a través de sus ministros y vasos. Lugar donde derramara sobre ti de Su unción y de su vida eterna. Pero Satanas viene a encubiertamente a destruir la armonía y luego la unidad, para que deambules por hogares sustitutos creyendo que estas en la voluntad de Dios. Pues déjame decirte si esto te está pasando, que Dios no tiene dos voluntades: una perfecta y una permisiva. Dios tiene una sola voluntad la agradable, buena y perfecta, lo demás es desobediencia que Él tolera por misericordia. Tus propósitos en Dios están ligados a tu obediencia  al Espíritu Santo y parte de esa obediencia es mantenerte en la Iglesia Local donde te ha llevado y mantener la actitud y el corazón correcto allí. No es que lleves tu cuerpo y tu corazón este enojado; sírvele con todo tu ser. Me preguntarás, ¿y si algo me ha sucedido que es desagradable? Y yo te contestaré: ¿en qué familia no pasa?. Y más aún, te ha dicho Dios que te muevas o te mueves por dolor o emoción. El cristiano maduro es guiado por el Espíritu y no por la carne y sus emociones engañosas:

Engañoso el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” (Jeremías 17:9)

“Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios.” (Romanos 8:14)

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y concupiscencias. Si vivimos en el Espíritu, andemos también en el Espíritu. No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.” (Gálatas 5:22-26)

Este mensaje es de prevención, es una advertencia contra un cáncer terminal, que se ha regado por el cuerpo de Cristo y que el Espíritu esta contrarrestando siendo la unción y la Palabra la quimioterapia y radioterapia que lo detiene. Si este es tu caso, ven a arrepentimiento, ora al Señor para que sane tu corazón y en su misericordia te dé la oportunidad de realinearte a su buena, perfecta y agradable voluntad que es Su Reino. Ama, perdona, pide perdón, decide no ofenderte y ser más que vencedor; y aún lo que sufras siendo obediente te perfeccionaras, alcanzaras madures, y un día agradeceras a Dios por esta advertencia. Jesús sufrió también, pero no dejo de hacer lo que el Padre había ordenado, ve y has tú lo mismo…

“El cual en los días de su carne, habiendo ofrecido ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído por su temor reverente (obediencia y respeto). Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia (se aprende obediencia cuando en el padecimiento, en la muerte de nosotros mismos, permanecemos fiel a Dios y a los votos que hicimos con la Iglesia Local); y habiendo sido hecho perfecto (perfecto significa en griego maduro), vino a ser autor de eterna salvación a todos los que le obedecen (recibió galardón de Dios por su obediencia aún en el sufrir al igual que es galardonado todo aquel que le obedece a Él); y fue llamado de Dios Sumo Sacerdote (queremos ministerio y posiciones, pero no queremos sufrir en obediencia, pero sin la ultima no hay la primera) según el orden de Melquisedec.” (Hebreos 5:7-10) – paréntesis añadido por autor.

Por Pastor Jaime Galván Muñoz

Para ti, porque Cristo te ama.

Editor de Centro CREE y Berea Online Blogs.

Tagged with:
Publicado en Eventos de Iglesias, Mensajes Cristianos, Mensajes para el Hombre, Mensajes para Jóvenes, Mensajes para la Familia, Mensajes para la Mujer, Teología/Sana Doctrina/Estudios Sistemáticos de la Palabra, vida cristiana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 1.636 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: