Publicación Estudiante de Taller de Interpretación


Por Su Gracia Somos Uno en Cristo

Por: Yarelis Dumeng Santiago

 

Talleres de Interpretación para perfeccionar a los santos para la obra del ministerio - Efesios 4:11-13.

     La historia de la humanidad refleja que ha estado marcada por la diferencia de razas o etnias. Esto ha provocado grandes conflictos y divisiones. El ejemplo más trascendental lo fue el conflicto entre el pueblo alemán con los judíos. Estas diferencias culturales han provocado la idea de superioridad de unos sobre otros.

     ¿Ahora de donde surgen estas diferencias? Para ello hay que ubicarse en el marco bíblico.

      Para comenzar utilizaremos la epístola del apóstol Pablo los Efesios. En particular Efesios capitulo 2. Vemos que en esta epístola  el apóstol Pablo en sus primeros capitulo en especial el que nos ocupa nos habla del plan que dios había decidido  realizar por medio de Cristo, a saber, el plan “Reunir todas las cosas en Cristo, es la dispensación de cumplimiento de los tiempo, así la que están en los cielos como en la tierra.” (Efesios 1:10) El elemento más importante de este plan es la inclusión de los gentiles con los judíos en el cuerpo de Cristo participando con ello de las bendiciones. (Biblia de estudio esquematizada)

      El principio de primera mención se encuentra en el libro de génesis 11:1 podemos ver que eran todos los seres humanos una sola etnia y por ende hablaban una sola lengua.

(Gén 11:1 ) : “Era entonces toda la tierra de una lengua y unas mismas palabras.”

     Sin embargo los hombres se juntaron para edificar una torre con fin de que esta llegara al cielo así Dios bajo y les confundió sus lenguas y de esta forma fueron esparcidos por la faz de la tierra. Podemos notar que es desde este momento que queda registrada bíblicamente la multiplicidad de razas o culturas.

(Gén 11:2-9) :“Y aconteció que, como se partieron de oriente, hallaron una vega en la tierra de Shinar, y asentaron allí. Y dijeron los unos á los otros: Vaya, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y fuéles el ladrillo en lugar de piedra, y el betún en lugar de mezcla.  Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.  Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres. Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un lenguaje: y han comenzado á obrar, y nada les retraerá ahora de lo que han pensando hacer.  Ahora pues, descendamos, y confundamos allí sus lenguas, para que ninguno entienda el habla de su compañero.  Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. Por esto fué llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.”

      Vemos que en el Antiguo Pacto el pueblo judío estaba separado de los gentiles pues aquellos (judíos) se dirigían por la ley mosaica. Esto provocó que se sintieran superiores y estableció grandes diferencias entre judíos y gentiles. Olvidando los judíos que la simiente de Abraham bendeciría todas las naciones de la tierra y no solamente a ellos. Aún ellos no pudieron cumplir con la Ley; pues en el viejo pacto dependía del cumplimiento de las obras de la Ley para ser justo, por esto era un pacto de obra.

(Rom 10:4-13): “Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia á todo aquel que cree. Porque Moisés describe la justicia que es por la ley: Que el hombre que hiciere estas cosas, vivirá por ellas. Mas la justicia que es por la fe dice así: No digas en tu corazón: ¿Quién subirá al cielo? (esto es, para traer abajo á Cristo:) O, ¿quién descenderá al abismo? (esto es, para volver á traer á Cristo de los muertos.) Mas ¿qué dice? Cercana está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe, la cual predicamos: Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia; mas con la boca se hace confesión para salud.  Porque la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. Porque no hay diferencia de Judío y de Griego: porque el mismo que es Señor de todos, rico es para con todos los que le invocan: Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.”

      No obstante esta diferencia entre judíos y gentiles fue abolida por el nuevo pacto el cual obtuvo cumplimiento por medio de Cristo pues su sangre es la sangre del Nuevo Pacto:

(Mat 26:28):  “Porque esto es mi sangre del nuevo pacto, la cual es derramada por muchos para remisión de los pecados.”

      Por medio del nuevo pacto se establecería el pueblo escogido por Dios donde ya la salvación no dependería de las obras, ni del cumplimiento de la ley, ni de rituales, ni de sacrificio de machos cabríos, sino por la gracia recibida a través del sacrificio del cordero inmolado Jesús.

Si buscamos el significado de la palabra gracia encontramos que gracia es un favor inmerecido.

Así el apóstol pablo en efesios 2:8-10 dijo:

(Efe 2:8-10): “Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios: No por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviésemos en ellas.”

      Es por medio de la gracia que se ha abolido la separación ya que todos los que en el crean por medio de la fe somos un solo cuerpo salvos en Cristo.

     Pues a través de la gracia por la fe y de la salvación recibida por la sangre de Cristo se ha hecho un solo pueblo los cuales ya no están separados por las enemistades de la carne y ordenanzas, ya no hay paredes intermedias sino que somos uno en Cristo. De esta manera el apóstol Pablo Efesios 2: 13-16 dijo:

(Efe 2:13-16): “Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades. ”

      Permita el señor que como pueblo podamos caminar como uno solo en Cristo reconociendo que por su gracia tenemos vida eterna que podamos entender que si quedo abolida toda separación entre judíos y gentiles, cuanto más, no debe existir divisiones en el pueblo cristiano. La iglesia es el pueblo de Dios y es a través de nosotros que se lleva el mensaje de su palabra. Como hermanos en Cristo necesitamos los unos de los otros pues cuando uno cae  ahí debe estar el otro hermano para levantarlo y caminar en Cristo. Si estamos pendientes de las necesidades de nuestros hermanos se creara UNA iglesia fortalecida. Dejemos fuera aquello que no edifica nuestra casa.

      Que aprendamos a desechar las diferencias y a mirar aquellos que nos une que es la garantía de que hemos sido transformados por la sangre de Cristo que ya no tenemos corazones de piedra sino corazones de carnes.

     Actuemos en la unidad que tenemos por su gracia. Dios por su amor y misericordia nos perdonó todo por su gracia. Porque los cristianos algunas veces no nos podemos perdonar si Dios nos perdona con amor y sin rencor. Tengamos presente que la falta de perdón detiene nuestra bendición personal pero también la de nuestra casa. Recordemos todos los días vivimos por su gracia y su complacencia. El desea que su pueblo viva en unidad para Él ya que toda separación fue anulada.

(2Co 5:17-18): “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto es de Dios, el cual nos reconcilió á sí por Cristo; y nos dio el ministerio de la reconciliación. “

Es por su gracia que somos nueva criatura, nueva humanidad en Cristo y un solo cuerpo para morada de Dios en el Espíritu. Que Dios les bendiga.

 

Editor de Centro CREE y Berea Online Blogs.

Publicado en Uncategorized

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 1.636 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: